jueves, 12 de marzo de 2009

Rafael Roselló: “Los Contrabandistas del Estrecho. La ruta del hachís”


17 de diciembre de 2003


En esta obra el autor nos describe con precisión las mafias que controlan la droga: desde el perfil de los delincuentes internacionales si escrúpulos que las integran hasta sus métodos y sus razones.

Sinopsis
Los contrabandistas del Estrecho, la ruta del hachís, es una novela de fácil y agradable lectura en la que se narra las aventuras de un desafortunado periodista que, por avatares del destino, se introduce en el sórdido mundo de los narcotraficantes.
Los contrabandistas del estrecho, la ruta del Hachís, narra el funcionamiento del contrabando de esta sustancia. Cómo se efectúa el paso del estrecho desde Tánger a la costa española y como desde ésta el hachís se distribuye al resto de Europa.
Juan, nombre ficticio que utiliza Rafael Roselló para contar en forma de novela las experiencias que vivió él durante los dos años que estuvo infiltrado en el mundo del contrabando, es el protagonista de este libro.

Rafael Rosselló Cuervas-Mons nace en 1956 en Avilés (Asturias) aunque a muy corta edad se traslada a vivir a Andalucía con su familia. Continúo la tradición familiar cursando estudios de Náutica en Cádiz, Santander y Barcelona. Como Capitán de la Marina Mercante ejerce su profesión al mando de diferentes buques y, posteriormente en l inspección de la marítima y la dirección de empresas navieras residiendo en Asturias, Barcelona, Valencia y Las palmas de Gran Canaria: Ha vivido en diferentes países, entre ellos Marruecos donde estuvo casi cuatro años, y ha colaborado esporádicamente en diversos periódicos y publicaciones en la Costa del Sol y dedicándose exclusivamente al mundo de la literatura.
Su vocación literaria tiene amplios antecedentes familiares tanto paternos como maternos. Su infancia se desarrolla en un entorno culto donde música y literatura ocupan un lugar destacado. Sus veraneos en la finca de sus abuelos maternos en la provincia de Santander son decisivos para fomentar su afición a la lectura y a la música clásica.
Con Salgari, London, Pio Baroja, Conrand o Julio Verne se introduce en el apasionante mundo d elas letras. Con el libro de las maravillas de Marco Polo o con los viajes del capitán Cook se aviva su instinto viajero.
En 1999 edita su primera revista “El Espíritu del Éxtasis”, un año después “Exclusive Magazine” y en 2003 edita de la revista “Span Magazine”.

***
Sara Gómez, me propuso que le hiciera la promoción para Galicia de la novela Los contrabandistas del Estrecho, la ruta del hachís de Rafael Rosselló.
Para Rafael Rosselló, ex capitán de la Marina Mercante, y empresario en la Costa del Sol marbellí, este libro era su primera novela publicada, que escribió entre España y Marruecos, donde reside actualmente.


ENTREVISTAS

Faro de Vigo: Carmen Villar
Titular: “Al prohibir el hachís han creado un problema donde no lo había”

La hasta ahora única novela publicada de Rafael Rosselló, que acaba de presentar en Santiago “Los contrabandistas del Estrecho. La ruta del hachís”, recopila sus andanzas como infiltrado en una red de tráfico de hachís durante casi tres años. Aventuras, si, pero de las de verdad, en las que Rosselló se transforma en el periodista Juan. Entre piratas modernos que cruzan el Estrecho desde Tánger para después distribuir el hachís al resto de Europa.
-¿Por qué se escribe un libros así?
-Para que la persona que lo lea pase un rato agradable, porque no me considero un escritor ni pretendo que den el Nobel de Literatura ni me interesa. Creo que la misión de una persona es entretener y a la vez explicar un mundo que conozco muy a fondo y que la gente desconoce.
-¿Cómo viene avalado su conocimiento?
-Porque he estado casi tres años infiltrado entre estas bandas para poder escribir este libro.
-¿Es todo real?
-Está basado en hechos reales absolutamente reales. Incluso los personajes existen.
-¿No tuvo miedo?
- Se tiene precaución. Cuando tienes miedo, te bloqueas.
-¿Se parece en algo más al personaje en otras facetas que no sean la de infiltrado en el tráfico de hachís?
-No, no, aunque en el personaje vas poniendo parte de tu personalidad. Al menos analiza las cosas como tú las analizarías.
-¿Cuál sería el mejor argumento para leer este libro?
-Es una novela escrita en formato de aventuras, pero cuando la les, aparte de pasárselo bien, que es lo que más satisfacción me podría producir, se va a enterar de cosas que no sabía.
-¿De verdad cree que si uno se dedica a los negocios “rigurosamente legales” no ganas “nada”?
-Lamentablemente, empieza a ser así.
-Retoma la afirmación de Shakespeare de que el dinero abre todas las puertas. ¿Es realmente así?
-Si, por supuesto. Cada vez que una persona cambia su estatus y pasa de ser pobre a ser rica o de ser anónimo a ser conocido, es mucho más alto, más rubio y tiene los ojos más azules. No sé por qué, pero suele ser así. Es triste pero real eso de tanto tienes tanto vales.
-Dice que el hachís está prohibido porque “a cierta gente le interesa”.
-Lo que yo creo que se ha creado un problema. Hace veinte años al hachís se le llamaba grifa y nadie lo quería y no era nada glamuroso fumarse un porro. Hora, se llama hachís y es muy caro. Se han dedicado a hacerle propaganda y estás puesto de moda una cosa y has creado un problema que antes no había. Ahora mismo el hachís es moneda de canje para cambiar por otras drogas más duras, armas o dinero, y además nos ha traído a las ciudades delincuencia internacional que antes no teníamos.
-Pero un personaje de su libro dice que lo de las mafias no existe en España, que aquí no sabemos lo que son de verdad.
-Una mafia es cuando tú vas a abrir una tienda y te piden un impuesto para no tirarte la tienda abajo. Mientras eso no ocurra, es no es una mafia. Podrán ser bandas organizadas, eso no lo pongo en duda, y muy peligrosas, de delincuentes internacionales. Es lo que hay en Sicilia.
-En cierto momento menciona que el contrabando de tabaco como “oficio artesanal”. ¿Era mejor aquello?
-Para mí el contrabando de tabaco o el contrabando de hachís es exactamente lo mismo porque es bastante menos dañino que el alcohol. El problema con el hachís es que ha creado unos circuitos para la cocaína u otras drogas, pero por supuesto, el contrabandista de tabaco pertenecía a una época romántica mucho mejor que esta.
-Menciona a las fuerzas de seguridad del estado-“El país con más policías que conozco”- y critica su inoperancia… ¿Iría todo mejor con un cuerpo único?
-Creo que tenemos una policía magnífica que es la guardia Civil y nos dedicamos cada día a sacar una policía nueva. En el mar hemos sacado el Servicio de vigilancia Aduanera, que es un marino mercante con lancha y pistola al cinto. Me parece la ridiculez más grande sobre la tierra. Lo que tenían que hacer en vez de eso es tener una policía mucho mejor preparada y dotada y ya la tenemos, que es la Guardia Civil es la mejor del mundo y está considerada la mejor policía de Europa.



La Voz de Galicia
Titular: El autor de un libro sobre la ruta del hachís critica la penalización del consumo

El escritor Rafael Rosselló presentó en Santiago su novela, los contrabandistas del estrecho, la ruta del hachís, una obra de aventuras en la que cuenta cómo funciona el contrabando de esta sustancia en el Sur de la Península después de haberse infiltrado en un mundo en el que operan contrabandistas tradicionales, “que antes traficaban con tabaco y sólo se dedicaban al hachís”, y mafias organizadas por delincuentes internacionales que no se detienen ante nada y a las que según Rosselló “el hachís sólo les interesa como moneda de cambio para la coca y las drogas de diseño”.
Rosselló culpa al gobierno de montar unas campañas antidroga “que han creado un problema donde no lo había”, y por penalizar el consumo del hachís, “porque hizo que subiera de precio y que lo utilicen de moneda de cambio”. Para la crítica, Los contrabandistas del Estrecho “es novela de fácil y agradable lectura”, en la que el autor, “con una gran maestría”, nos adentra en los secretos de las bandas organizadas que operan entre España y Marruecos. Escrita de forma amena y ágil, hace que el interés se cebe en el lector desde sus primeras páginas.
***
El Correo Gallego: Xurxo Fernández
La Rosa de los Vientos
Titular: “Jugarse la vida en el Estrecho”

Hace poco comentábamos la interesante vida de Cusidó, un industrial del sector textil que se retiraba a Cacheiras a ocupar un brillante negocio hostelero. Hoy hablaremos de otro moderno aventurero.
Se llama Rafael Rosselló Cuervas-Mons. Como Conrad, como London, este asturiano emparentado con santanderinos y con amplias relaciones con la jet marbellí, probó la ardua y reveladora experiencia de la Marina Mercante. Cuenta orgullosos, cómo navego por medio mundo, y cómo llegó a recalar en el río Congo, parafraseando la profunda experiencia de los protagonistas de Herat of Darkness.
Los negocios no fueron como deberían, y, en un momento determinado, muestro hombre decidió tomar un peligroso derrotero con la sana intención de vivir para contarlo. Y lo hizo. Estuvo tres largos años viviendo con los traficantes de hachís que hacen la ruta de Tánger y Marruecos a Gibraltar. Y narra esa experiencia en un libro asombroso: Los contrabandistas del Estrecho, publicado en Span Ediciones.
El autor asegura que todo lo que se cuenta es verdad, salvo –como es lógico- algún que otro nombre. Y seguro que lo es, porque sólo la vida es capaz de copiar tan magníficamente a la literatura; o, quizás, en este caso, a los buenos films de acción.
Amor fogoso, persecuciones, tiros, ajustes de cuentas… El libro es un torbellino de imágenes trepidantes, está escrito con sabio lenguaje directo y, con toda seguridad, tiene el éxito mayoritario asegurado. Enhorabuena.

Rafael Rosselló


1 comentario:

  1. Don Rafael, me halaga que usted me insulte a mí y al resto de compañeros y menosprecie nuestro trabajo pero esos "marinos mercantes con lancha y pistola" patrullaban los mares cuando el Duque de Ahumada aún estaba en los atributos de su padre, que el SVA se creó antes que la Guardia Civil, que es el cuerpo en la actualidad que más droga incauta en relación a aprehensiones/funcionarios, que ha prestado, presta y prestará un servicio de un valor incalculable a nuestra sociedad. Como usted critica nuestro trabajo yo también voy a opinar sobre el suyo, el cual me parece una copia barata de La Reina del Sur, del magnífico escritor Arturo Pérez-Reverte, y si escribe tan bien como gobernaba un barco en la marina mercante me alegro que haya dejado de navegar, ahora solo le queda dejar de escribir, sin acritud un grato saludo. Un aduanero.

    ResponderEliminar